¿En juego la F1 en Miami?

https://hardrockstadium.com
0 0

La llegada de la F1 a Miami no ha hecho más que complicarse desde que se anunció la intención de realizar un Gran Premio. Para que pueda llevarse a acabo, Liberty Media debe llegar a un acuerdo con el gobierno local de Miami. El grupo opositor a que se realice el Gran Premio sacó adelante una moción llamada «Establecer la política del condado con respecto a carreras de automovilismo», donde argumentaba los múltiples efectos negativos que según ellos tendría para la comunidad.

En ella destacaron la contaminación atmosférica y acústica y el cierre de las calles durante ese fin de semana. La carrera tendría lugar en las vías publicas de la ciudad y el área de estacionamiento del estadio de los Miami Dolphins, equipo de la NFL.

Miami Herald

En busca de soluciones, los comisarios aprobaron dos votaciones: la primera respecto al requisito de dar el visto bueno después de una audiencia pública y la segunda para aprobar los cierres de carreteras públicas.  La ex comisionada del condado Betty T. Ferguson, es una de las personas que ha mostrado su rechazo total a la idea de que Miami albergue un Gran Premio de F1:

«La mayoría de los residentes de Miami Gardens no quieren ver carreras de F1 en el Hard Rock Stadium y el consejo municipal de Miami Gardens votó en contra de la Fórmula 1. No queremos permitir que los promotores de la F1 vengan y nos traten como si no fuéramos humanos».

Uno de los temas que más preocupa a la oposición es la contaminación atmosférica y acústica que pueda producir el Gran Premio y como esta pueda afectar a sus habitantes. Ferguson ha declarado que podrían producirse daños “permanentes”:

«No podemos pasar por alto los daños mortales a la salud, y posiblemente la pérdida de audición permanente, especialmente en el caso de los niños. El propio estudio del condado verifica los efectos mortales. Además, no pueden dar permiso para el cierre de la carretera o eventos especiales sin una audiencia pública completa».

f1.com

Oliver Gilbert, alcalde de Miami Gardens, también se ha pronunciado en contra de la carrera y de cualquier actividad alrededor de la F1:

«La F1 puede traer gente, pero la gente que vive aquí importa y a veces se olvidan de eso. Hay gente viviendo y hay escuelas ahí. No estoy en contra de los eventos en el estadio, pero no todos los eventos son iguales. No queremos la Fórmula 1. No es un lugar para verter eventos que son tóxicos para la gente».

Marcus Bach-Armas, director principal de asuntos legales y gubernamentales de los Miami Dolphins, ha declarado en favor a la realización del Gran Premio y espera que pueda llegar a un acuerdo. Bach-Armas llegó a presionar a la comisión para que votara 13-0 a favor de llevar la F1 a Miami:

«Ya hubo audiencias y votaciones públicas, y una resolución tras tres años de discusiones. Se votó a favor de permitir carreras de motor en el distrito del estadio como una cuestión de derecho. Ahora estamos repitiendo esa conversación.

Lo más fácil es decir no, pero debemos trabajar en ello para que beneficie a la comunidad. Esperamos tener la oportunidad de hacerlo. Sería vergonzoso renunciar a esta oportunidad».

Sean Bratches, director comercial de Fórmula 1 y el dos veces campeón del mundo, Emerson Fittipaldi, también presionaron a favor del evento durante la reunión del Ayuntamiento. Otro de los partidarios del evento ha sido el alcalde de Miami-Dade, Carlos Gimenez:

«Esta carrera de Fórmula 1 sería un evento maravilloso. Esperamos poder resolver esto con la comunidad a la que afecta».

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.

19 + 13 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar